Comprender la afasia y algunos problemas cognitivos

Comprender la afasia y algunos problemas cognitivos

Los problemas de comunicación y comprensión de personas con daño cerebral adquirido, son una de las cuestiones que más preocupan a usuarios y familiares. El Ceadac te ofrece este sencillo material de información y orientación elaborado por profesionales del centro sobre los principales problemas relacionados con la comunicación en el daño cerebral.

¿Qué es la afasia?

La afasia es un trastorno del lenguaje que afecta la producción o comprensión del lenguaje y la habilidad para leer o escribir.

La afasia siempre se produce como consecuencia de una lesión cerebral, normalmente por un infarto cerebral. Pero tumores cerebrales, traumatismos craneoencefálicos y enfermedades infecciosas del cerebro pueden provocar una lesión en el cerebro que ocasione una afasia.

Hay distintos tipos de afasias, en función de los distintos componentes del lenguaje que estén afectados.

El trabajo del profesional es determinar el grado de deterioro en las distintas funciones de comprensión y expresión del lenguaje. El profesional puede orientar el tratamiento a que el paciente aproveche al máximo las vías de comunicación que quedan disponibles.

Por lo general las lesiones cerebrales provocan afasias mixtas en las que la persona suele tener tanto dificultad para comprender como para expresar información verbal (palabras habladas o escritas).

Es imprescindible entrevistarse con los profesionales de la rehabilitación y llegar a comprender las dificultades reales de su familiar y aprender pautas para ayudarle.

Estas pautas son sencillas, mejoran la comunicación entre los miembros de la familia, permiten que la persona con afasia pueda comprender y sentirse comprendido y pueden evitar momentos de frustración.

¿Puede ser tratada la afasia?

La terapia del lenguaje puede reducir los síntomas en las personas con afasia, pero no garantiza la cura. El propósito de la terapia del lenguaje es ayudar al paciente a utilizar al máximo las funciones intactas y enseñarle a utilizar medios de comunicación alternativos.

Problemas de atención

La mayoría de personas con daño cerebral tienen problemas para prestar atención a las cosas (incluido lo que les decimos). Generalmente tienen más problemas cuanto más reciente es la lesión cerebral. Antes de hablarles, es importante asegurarnos que nos prestan atención, por ejemplo diciendo su nombre (sabremos que lo hacen porque nos miran).

A estas personas les molesta especialmente que haya ruidos a su alrededor. Por eso es conveniente dirigirse a ellos apagando la tele o la radio y hablar sólo una persona cada vez.

Es buena idea utilizar frases cortas y claras más que largas explicaciones.

Problemas de concentración y fatiga

Las personas con daño cerebral experimenten más fatiga y antes que el resto de la gente.

Es recomendable utilizar las horas en las que el paciente está más despierto (por la noche y después de comer seguramente estará más cansado). Si notamos que está cansado, actuaremos como si su atención estuviera en un nivel muy bajo utilizando frases cortas y claras, eliminando distracciones y asegurándonos que nos entiende.

Problemas de memoria

A veces la falta de memoria hace que una persona tenga dificultades para comprendernos o hacernos caso. Si hacemos referencia a una cosa que pasó el otro día, es posible que no lo recuerde y no entienda de qué va la conversación.

Razonamiento abstracto

En algunas personas con daño cerebral es importante tener en cuenta que pueden tener dificultades para comprender frases con doble sentido, expresiones irónicas, oraciones gramaticalmente complejas o ideas y conversaciones demasiado complicadas. Lo más adecuado suele ser utilizar expresiones sencillas, hablar claro y no dar doble sentido a las cosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada