La logopeda Zenaide Frías Farfán

Llegué, procedente de Argentina, hace 27 años, para incorporarme al Servicio de Fonoaudiología del Hospital Ramón y Cajal. Durante muchos años los Implantes Cocleares constituyeron mi área de trabajo, dentro y fuera de quirófano. Posteriormente pude trabajar en otras ramas de mi profesión, realicé un Programa de Postgrado y comencé a dedicar tiempo a la Logopedia.

Debido a mi paso por el CEADAC pude moverme en diferentes escenarios:

  • En el profesional, me hice cargo del Taller de Comunicación, donde fomentaba, entre otras cosas, las habilidades sociales y la síntesis en la expresión oral. Fue una experiencia enriquecedora tratar la disfagia y por supuesto me puse al día en la instauración de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación (SAAC). Supuso una ventaja la posibilidad de contar con herramientas de apoyo modernas como la Plataforma NeuronUp o la App Nlazados.
  • En el social/corporativo, con motivo de la visita al CEADAC del Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tuve la oportunidad de explicarle cual es la función que desempeñamos las Logopedas en éste Centro y la importancia de pertenecer a un equipo transdisciplinar que maximiza las estrategias terapéuticas.
  • En el académico participé, en calidad de colaborador experto, en un proyecto realizado por el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad de la Universidad de Salamanca: Investigación Escala Inico de Calidad de Vida en Daño Cerebral (Estudio Delphi).
  • En el personal, voy a parafrasear a mi compatriota el Dr. René Favaloro, quien me enseñó que la ciencia y la conciencia están siempre del mismo lado…del lado del usuario. Por eso vale la pena toda la dedicación e implicación que pongamos en nuestra labor, porque asumimos que tenemos en nuestras manos la esperanza de la familia que nos confía a su ser querido y la responsabilidad de parte de la recuperación realizando una terapia holística (obvio).

Finalmente, puedo resumir todo en un sentimiento “POSITIVO”. A todos aquellos que me facilitaron las cosas y descubrieron en mí razones para su afecto, les digo ¡¡¡GRACIAS!!! Los llevo en el corazón.

 

Icono Compartir Facebook Twitter Google Tumblr

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada