Hidratación del paciente con disfagia

Hidratación del paciente con disfagia

Para hidratar al paciente con disfagia se deben utilizar productos que garanticen la seguridad y eficacia de la deglución, para ello es importante tener presente:

  1. Hacer un cribado de disfagia a las personas, con el fin de confirmar la sospecha de disfagia y determinar el grado de viscosidad y el volumen a administrar para hidratar al paciente.
  2. No todos los pacientes con disfagia se les debe espesar los líquidos a la misma viscosidad y cuanto más se acerque a la normalidad, más éxito se tendrá a la hora de hidratarlos.
  3. Una vez determinada la viscosidad y el volumen, se debe planificar y registrar la ingesta hídrica del paciente buscando todas las estrategias que estén al alcance para conseguir una hidratación adecuada.
  4. Si el paciente requiere modificación la textura de los líquidos hasta viscosidad pudín se deben utilizar aguas gelificadas elaboradas con gomas como los carragenatos, la Xantana, Guar o Tara, que garantizan una estabilidad en la viscosidad a altas temperaturas y en contacto con la boca y pueden mezclarse con otros alimentos como yogur, flan, natillas, papillas de frutas, etc. para obtener una mayor ingesta de agua.
  5. También existen en el mercado espesantes comerciales, que garantizan seguridad en la deglución, porque mantienen una consistencia adecuada, no se degradan en contacto con la saliva, no alteran el sabor de los alimentos y bebidas y espesan cualquier líquido a cualquier temperatura.
  6. Es importante conocer la composición de los distintos productos que existen para modificar la viscosidad de los líquidos y alimentos. Ver tabla 1.

Más información y guía completa

Guía de nutrición en Disfagia. Equipo de Investigación en Trastornos de la Deglución de la Universidad del Bío-Bío de Chile

María Angélica González Stäger

Verónica Barrón Pavón

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada