A propósito del “ictus”

A propósito del “ictus”

Fue en marzo de 2016. Recuerdo que estaba tocando la guitarra y cantando con mi grupo —soy músico aficionado— y empecé a encontrarme mal... Después no existen recuerdos, sólo historias ajenas que he incorporado como una patria propia, aunque no es tal. Ángel Rodríguez Gallardo, ex-usuario del Ceadac. Los médicos me detectaron un MAV, es decir, una malformación arteriovenosa cerebral. Hubo que operar de urgencia de un día para otro porque aparentemente peligraba mi vida si no se hacía y, de hacerlo, no había seguridad de que, dada la localización de la MAV, la operación fuese exitosa. El postoperatorio se complicó con una neumonía que comprometió el estado de coma al que me indujeron durante casi un mes