Gestiones tras sufrir un daño cerebral

TS.1.jpg

 

Desde el momento en que se sufre un daño cerebral hay ciertas gestiones sociales que se deben realizar.

Sería conveniente que la persona afectada o sus familiares se pongan en contacto con algún trabajador social especializado en este campo. Las personas que forman parte de las unidades de trabajo social de los Hospitales suelen ser las más adecuadas, aunque probablemente también serán asesorados desde los departamentos de trabajo social de los centros de salud o de los Ayuntamientos.

El primer trámite que se debe poner en marcha es el de la Incapacidad Laboral Temporal (I.T.), si la persona afectada estaba trabajando y dada alta en el régimen de la Seguridad Social.

Se debe contactar con el médico de familia e iniciar la tramitación de la baja temporal.

Para el resto de las gestiones tendrá que pasar un tiempo aproximado de 6 meses. Hasta entonces no se considera que la persona pueda tener algún déficit permanente y por lo tanto no es posible realizar las valoraciones necesarias.

Una de estas gestiones es el grado de dependencia.  En esta valoración se mide la dificultad para realizar en el entorno las actividades de la vida diaria y el apoyo y/o supervisión necesarios para llevarlas a cabo. Solicitar esta valoración supondrá el acceso a ayudas y/o recursos, (Centros de Día, Centros Residenciales, Ayudas económicas por cuidados en el entorno familiar, ayudas para rehabilitación, Servicio de Ayuda a domicilio…). La solicitud de esta valoración hay que presentarla en los servicios sociales locales, pertenecientes a los ayuntamientos. El trabajador social que corresponda, según el domicilio de empadronamiento, informará sobre qué requisitos, documentación y trámites debemos llevar a cabo.

El grado de discapacidad mide la limitación funcional, que puede ser física, psíquica, sensorial y/o intelectual. Son las Comunidades Autónomas las encargadas de realizar esta baremación, que se gradúa en porcentaje. En cada provincia hay Centros de Valoración llamados Centros Base. Este grado se debe solicitar en el momento en que los doctores nos digan que los daños sufridos podrían considerarse definitivos.

Según el grado con el que sea valorado se podrá acceder a ayudas económicas, como por ejemplo: tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida, deducciones en la declaración de la renta, reconocimiento de familia numerosa, descuentos en centros deportivos y de ocio, Pensión No Contributiva,… (tecleando en un buscador de Internet “Centro base + la provincia donde resido” aparece la dirección a la que debes dirigirte para solicitar más información).

Cuando la persona que sufre daño cerebral ha perdido su capacidad de obrar y se encuentra incapacitada para tomar sus propias decisiones, se debe solicitar la Incapacitación Legal. Se tramita a través de las Fiscalías de Incapacidades. Es el Fiscal la persona encargada de acompañar en todo el proceso y el Juez quien determina en qué grado y qué persona debe ser tutor.

Este es un proceso reversible si la persona vuelve a recobrar su capacidad de obrar. Es sencillo encontrar la dirección de la Fiscalía que nos corresponde según el domicilio accediendo a la página www.mjusticia.es.

También existen algunos reintegros de gastos de material ortoprotésico (sillas de ruedas, andadores, férulas, etc.) a través de la Seguridad Social. Es conveniente que, antes del alta hospitalaria, se pida cita con el departamento de Trabajo Social del hospital o centro de salud.

Hay fundaciones, asociaciones, plataformas, centros y otros colectivos que llevan mucho tiempo trabajando y luchando por conseguir derechos y recursos para las personas que han sufrido daño cerebral sobrevenido. Los buscadores de Internet son un arma muy útil para esto. Escribiendo daño cerebral sobrevenido y la ciudad en la que residan se puede encontrar información al respecto.

 

Video Proceso de ingreso en el Ceadac:

 

 Purificación Aparicio Jiménez. Trabajadora Social del Ceadac

 

Solicitud de ingreso en el Ceadac

 

Icono Compartir Facebook Twitter Google Tumblr

Programa Piloto “Coaching para la (re) inserción laboral”

Ocurre con frecuencia que, las personas que han sufrido un daño cerebral adquirido (DCA), tras concluir su proceso de rehabilitación integral, sufren secuelas permanentes que limitan sus posibilidades de reintegrarse a la actividad laboral que desarrollaban de manera premórbida. Algunos déficit físicos residuales como las hemiparesias, los problemas sensitivos, los visuales, problemas de equilibrio, etc. pueden impedir el desempeño de la persona en determinados puestos de trabajo. Por otro lado, también son frecuentes las secuelas cognitivas, tales como problemas para mantener la concentración de manera prolongada en el tiempo, la dificultad para atender a una parte del espacio (heminegligencia), la velocidad de procesamiento enlentecida, etc., que a su vez pueden interferir en la actividad laboral. A pesar de ello, los profesionales que trabajamos con personas que han sufrido algún tipo de DCA sabemos que, en ocasiones, el déficit puede limitar pero no impedir necesariamente la reinserción laboral y nos planteamos como objetivo dotar al usuario de las capacidades que le permitan retomar la actividad. 

En la mayoría de los casos, el DCA produce un cambio en el estilo de vida de los afectados y les exige un reajuste de las expectativas relacionadas con el proyecto de vida, incluyendo aquellas asociadas con el desarrollo profesional. En esta situación, la persona suele sentirse desorientada y confusa respecto a los pasos a seguir; es posible que necesite cambiar de profesión y enfrentarse a un ámbito laboral nuevo y desconocido justo en un momento en el que está aprendiendo a convivir con su “nuevo” cuerpo, que posee unas características y capacidades diferentes a las que él conocía; probablemente, deba adquirir una formación que le capacite para otros puestos de trabajo, pero desconoce sus capacidades reales para afrontar una actividad formativa tras haber sufrido un daño que ha alterado su funcionamiento cognitivo. Puede no saber qué hacer ni por dónde empezar. Sin embargo, sí hay una cosa que tiene clara: quiere trabajar.

Éste momento tan crucial en la vida de la persona con DCA suele coincidir temporalmente o ser posterior al alta en los servicios de rehabilitación, motivo por el cual los afectados pueden percibir que carecen de personas de referencia o apoyo que les asesoren y ayuden en este proceso de toma de decisiones respecto a su futuro.

 Propuesta_Coaching para la (re)insercion vital y laboral_Ceadac-3.jpg

 Los profesionales del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral (CEADAC) así como aquellos pertenecientes a la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), conocedores de esta problemática, han decidido poner en marcha de manera conjunta con la Fundación Personas y Empresas el Programa Piloto “Coaching para la (re) inserción laboral” con el objetivo de ofrecer a personas que han sufrido un DCA una herramienta, el coaching, que les ayude en éste difícil proceso de insertarse de nuevo en el mercado laboral.

 Propuesta_Coaching para la (re)insercion vital y laboral_Ceadac-4.jpg

 La Fundación Personas y Empresas es una entidad sin ánimo de lucro que tiene entre sus fines atender las necesidades laborales y sociales de personas y empresas, así como facilitar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión (parados de larga duración, inmigrantes, personas con discapacidad, etc.). Expertos en coaching pertenecientes a ésta organización han comenzado a trabajar con un grupo de afectados, con el objetivo de ayudarles a descubrir, aclarar y definir las metas que quieren alcanzar, suscitar estrategias y soluciones generadas por la propia persona y fomentar en ella actitudes responsables y consecuentes. Para ello, desarrollan sesiones de coaching individual y les asesoran en habilidades para la búsqueda de trabajo.

 Propuesta_Coaching para la (re)insercion vital y laboral_Ceadac-5.jpg

Este proyecto acaba de comenzar su andadura, pero deseamos que demuestre ser eficaz y contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido un daño cerebral.

  Propuesta_Coaching para la (re)insercion vital y laboral_Ceadac-6.jpg

Icono Compartir Facebook Twitter Google Tumblr